lunes, 7 de noviembre de 2011

EL JABÓN TÓXICO, Y OTRAS TOXICIDADES.


EL JABÓN TÓXICO, Y OTRAS TOXICIDADES.

El pasado 21 de Octubre, viernes, a las 15:42 horas, se enviaba a una serie de hospitales una Nota Informativa sobre el jabón líquido Dermolit, con el que trabajaban los hospitales de Móstoles, 12 de Octubre, Gregorio Marañon, Cantoblanco, Puerta de Hierro y La Paz, en el que se notificaba el cese de la comercialización e inmovilización del jabón líquido Dermolit, y la suspensión de las actividades de fabricación de la empresa que lo fabrica por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, legalmente competente para tales asuntos.
Dicha comunicación me consta se recibió en los servicios de hospitalización de La Paz el miércoles 25 de Octubre, miércoles, sobre las 13.30 horas, avisados por las supervisoras, que ordenaron se procediera a la inmediata retirada de todas las unidades, tanto usadas como sin usar. La primera información que se nos dio fue que era tóxico, aunque luego se matizó que no era tóxico, si no que contenía una bacteria.
La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios AEMPS informaba en su texto que DERMOLIT, Jabón líquido dermoprotector, que comercializaba la empresa GOLD INTERNACIONAL, S.A., y fabricado por SILVER INDUSTRIAL, S.L.,“confirmaban la presencia de bacilos gramnegativos (posiblemente Klebsiella Pneumoniae) en el citado jabón”.
Informaba, además, que SILVER INDUSTRIAL, S.L., “no cuenta con la preceptiva autorización de actividades de fabricación de productos cosméticos otorgada por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, y sus instalaciones presentan importantes deficiencias sanitarias”, por lo cual, la AEMPS procedía a ordenar el cese de la comercialización e inmovilización de todas las unidades del jabón DERMOLIT, así como la suspensión de actividades de fabricación de la empresa fabricante.


Como primer comentario, choca  bastante que se dejaran 4 días entre la recepción del fax enviado por la AEMPS a la Consejeria de Sanidad hasta que llegó a los hospitales de la Comunidad de Madrid. Que sí, que pilló el fin de semana, y que hasta el lunes no empezaron a ver los fax recibidos, y hasta que llegaron a este, pues al menos pasaron un par de días, y luego hubo que avisar a todo correr de que se retirase dicho jabón a la voz de ya, cuando ya se había realizado de sobra la primera vuelta de aseado de pacientes, y en muchos servicios estaba a punto de comenzar la segundo vuelta de aseado de los pacientes, el acostado de los mismos, etc…cuatro días en los que nadie sabe las consecuencias que esa bacteria ha podido tener en la salud de pacientes inmunodeprimidos y de l@s trabajador@s de esos centros que alguna vez se lavaron las manos con dicho producto, en algunos de los centros durante cuatro años.
Como es natural, la Consejería de Sanidad informó inmediatamente de que no se había producido ningún daño a ningún paciente, aunque la Klebsiella Pneumoniae puede provocar, entre otras, infecciones respiratorias, gastrointestinales o renales

Podría resultar sorprendente que una empresa fabricara un producto como un Jabón Líquido Dermoprotector para uso de Hospitales, Hoteles, Colegios, y Uso Familiar…sin que contara con los permisos legales pertinentes, y que sus instalaciones presentaran importantes deficiencias sanitarias, y nadie se diera cuenta de ello durante años.
Uno se pregunta si, al dar a una empresa una concesión como esa, que trata de la salud de cientos de miles de pacientes y trabajadores, a nadie le dio por investigar si la empresa concesionaria, o la empresa fabricante, contaban con los permisos legales necesarios, o incluso cuales eran las medidas higiénico-sanitarias de las instalaciones en que dicho producto se iba a fabricar. Pero claro, seguro que tales empresas deben ser algo similar a las de la trama Gurtel, en la que altos cargos de la Administracion de la Marquesa Consorte de Murillo, nuestra siempre ínclita y excelsa Presidenta tan liberal y generosa ella con lo público, y tan familiar y amigable, dan los contratos a los amigos de la Presidenta, sin importar nada nimiedades tales como permisos de fabricación, etc…
El solicitante del contrato te invita a Horcher (por ejemplo), te dice “que hay de lo mio”, tu le dices “nada, nada, hecho” y hala, a hacer negocio. Que importa que se ponga en riesgo la salud de los pacientes o de los trabajadores…si se mueren unos pocos, pues menos pensiones habrá que pagar, deben pensar esos sinvergüenzas. Y aquí no ha dimitido nadie, ni se ha dado una explicación convincente a un público que tiene derecho a ello. A los pocos días, otra empresa, seguro de algún otro amiguete de otro alto cargo, se hacía cargo del contrato, y santas pascuas, y se tapa el asunto deprisa y corriendo, que estamos en periodo electoral, no nos vaya a explotar el tema en la cara.
A la vez, cuando se pide en la Asamblea de Madrid la petición de explicación de las cuentas del Servicio Madrileño de Salud-SERMAS, que suponen el 40% del presupuesto global de la Comunidad de Madrid, la Presidenta de la Comunidad de Madrid se niega a ello alegando la figura jurídica a la que se acoge el SERMAS. ¿Qué ocultan el Consejero Asquetty y la Presidenta que no hacen públicos todos los recovecos de las cuentas del SERMAS? ¿Acaso tienen algo que esconder, algo inconfesable que ocultar?
¿Quizá oculta, hasta después de las elecciones, los despidos que parece va a realizar, y el aumento de la jornada laboral desde las 35 horas actuales hasta las 37,5 horas, retrocediendo hasta la situación de 2003, y pasando de las 1533 horas anuales actuales, hasta las 1624,5 en que quedaría en 2012? (en 2003 la jornada anual estaba en 1645 horas), perdiendo con ello 15,4 días al año, lo que equivale a 1,4 días libres menos a la semana, volviendo a trabajar un sábado de cada 3 quienes ahora trabajan de lunes a viernes, como quienes curran en Ambulatorios y Centros de Salud, etc…
Y eso, sin contar el rumor de que quizá se esté contemplando la posibilidad de reducir, o incluso eliminar, el Complemento de Destino, que en el caso de l@s celador@s supone unos 200-300 euros al mes de media a cada trabajador@, lo que hace un buen ahorro al mes…
Pero, en medio de tanto desastre, una luz se nos abre a los celatas: según informa la Asociacion APROCINS (Asociación Nacional para la Promocion Profesional del Celador en Instituciones Sanitarias), el pasado 30 de Septiembre se reunió el Consejo General de Formación Profesional, y parece SE APROBÓ LA CUALIFICACION PROFESIONAL DE LOS CELADORES en el NIVEL 1 y en la RAMA SANITARIA. A partir de ahí, según dicha asociación, lo verá el Consejo General de Educación, y pasará después al Consejo de Ministros para su aprobación y publicación en el Boletin Oficial del Estado.
Cuando tal pase, dejaremos de ser un OFICIO, para ser una PROFESION, que habrá que estudiar en la FP para poder ejercer, y quienes estamos trabajando en ello tendremos que convalidar nuestros conocimientos a través de algún sistema que tenga en cuenta nuestros conocimientos prácticos y la indudable profesionalidad de  quienes llevamos años en esto. A partir de entonces, nuestra profesión tendrá no solamente un pasado y un presente, si no, mal que les pese a algunos políticos “libeggales”, tendrá un futuro.