lunes, 6 de febrero de 2012

Algunas aclaraciones sobre la Cualificación Profesional de l@s Celador@s.

Algunas aclaraciones sobre la Cualificación Profesional de l@s Celador@s.

El Área de Negociación Colectiva de la Federación de Sanidad y Servicios SocioSanitarios de Comisiones Obreras, en un par de circulares de fechas 20 y 23 de Enero de 2012, que resumidamente viene a decir lo siguiente:
Aunque se nos engloba en la Familia Sanitaria, l@s celador@s no ven reconocido su nivel de competencia profesional, que queda encuadrado en el Nivel 1, lo que significa que no varía el nivel académico de los requisitos exigidos para el ingreso en la Administración, cuando se solicitaba el Nivel 2, que sí lo variaría, y bastante.
No vemos modificado nuestro nivel de clasificación profesional, en Agrupación Profesional, del Estatuto Básico del Empleado Público (antiguo Grupo E del Estatuto Marco). A pesar de ello, la Administración establece las competencias y actividades que han de poseer l@s celador@s gracias a este estudio, actualizando las que contempla el Estatuto de Personal No Sanitario para los celadores desde los años 70 del Siglo XX.
L@s celador@s que estamos trabajando en los Servicios de Salud, en ningún caso tenemos que acreditar nuevas titulaciones para continuar ejerciendo nuestra  actividad, puesto que ya lo acreditamos en su día al acceder al puesto de trabajo.
Si la Administración, en un futuro, decidiera exigir a L@S NUEV@S CELADOR@S la posesión de esta cualificación para su ingreso, es cuando sería necesario acreditarla mediante titulación oficial, que sería el Certificado de Profesionalidad que, en la actualidad, “ni está, ni se le espera”…pues no hay un desarrollo específico del módulo formativo, y que cualquier manual debe contener la explicación de las diferentes “capacidades”, y que permitan cumplir los “criterios de evaluación”.
Para obtener este certificado hay dos vías: mediante el estudio de las asignaturas en Centros de Formación debidamente acreditados por la Administración, o bien convalidando la experiencia laboral para obtener este Certificado a través de una convocatoria específica de este procedimiento.
Como podemos ver, hemos alcanzado una etapa, pero no hemos llegado a la meta. Hemos avanzado mucho, pero aún nos queda mucho por hacer, y más aún por conseguir. No es el momento de desmovilizarnos, si no de seguir moviéndonos hasta conseguir plenamente nuestras metas.